Liposucción láser

Las clínicas de liposucción láser

La liposucción láser es un nuevo método de adelgazamiento que derrite la grasa en lugar de practicar su extracción. Se viene realizando con gran éxito desde el año 2006 y es sumamente recomendable por ser mucho menos dolorosa que la liposucción convencional.

La liposucción láser (liposis láser o Smart Lipo) es una excelente alternativa para evitar la cirugía convencional de liposucción para reducir de peso.

Esta nueva técnica consiste en quemar las grasas excesivas del cuerpo mediante el calor que se genera medio de un equipo láser, por lo que no se quitan del cuerpo sino que quedan fundidas en el organismo, siendo un procedimiento mucho menos invasivo.

El modo en que se realiza la liposucción láser es por medio de una pequeña punción con una aguja de un milímetro de diámetro, mediante la cual ingresa la fibra óptica del láser.

Al entrar en acción el láser, las grasas cambian de forma y se transforman en un aceite rico en proteínas que queda albergado mayoritariamente en los riñones, para posteriormente ser expulsados de forma natural.

Una de las limitantes que aún tiene este método es que no permite eliminar cantidades de grasa demasiado importantes, siendo especial para aplicar en zonas específicas reducidas.

Es un procedimiento que se puede implementar en cualquier parte del cuerpo, incluso se puede realizar una reducción en la zona facial sin inconveniente alguno y evitando cicatrices.

Además de la cara es sumamente recomendable para zonas como el cuello, brazos, senos, abdomen, muslos, rodillas y todos los lugares donde la piel se encuentra flácida y con celulitis.

Mientras se aplica la liposucción láser se le suministra al paciente únicamente una anestesia local, por lo que el dolor es completamente nulo.

Se trata de un método sumamente eficaz, que no provoca los fuertes dolores que se generan mediante la extracción de grasas mediante la clásica liposucción, ni se produce ningún tipo de pérdida de sangre.

Este tipo de aplicaciones se vienen desarrollando con gran frecuencia desde el año 2006 con un rotundo éxito, por lo que es cada vez más común y el cual no tiene contraindicaciones.

Después de la liposucción láser

Una de las principales ventajas es que el post-operatorio es prácticamente sin dolor ni hinchazones, por lo que se puede llevar un ritmo normal de vida sin necesidad de grandes reposos ni de mayores cuidados.

Este nuevo y revolucionario sistema, simultáneamente con el derretimiento de la grasa permite que la piel se afirme por lo que se acostumbra de inmediato a la nueva forma.

 Las clínicas de liposucción láser
 Las clínicas de liposucción láser

Una vez que se culmina la aplicación, el paciente debe utilizar una faja durante dos semanas (en la liposucción convencional requiere al menos 6 semanas) y un reposo de dos días, pudiendo realizar actividades rutinarias pasadas las 48 horas.

La intervención de la liposucción láser dura aproximadamente unos 45 minutos por cada zona donde se aplica; pudiendo apreciar los resultados de un modo casi inmediato, los cuales se irán perfeccionando con el paso de los días.

Gracias a la donación de óvulos se logra cumplir el sueño de miles de mujeres que no pueden quedar embarazadas naturalmente. Si bien hay una compensación económica para las mujeres donantes, la mayor recompensa es poder ayudar a las parejas a tener hijos.
Calificación:
reservar hoteles
Recomendamos Leer

La cirugía bariátrica es una intervención de alto riesgo, ya que consiste...

Gracias a la donación de óvulos se logra cumplir el...
Una de las operaciones estéticas más comunes en la...
La sanación pránica es una técnica que combina...
0 Comentarios
  • No hay comentarios hasta el momento. Se el primero en comentar!

Dejar comentario
Suscribirse