Pastillas para adelgazar

Las pastillas para adelgazar

Existen muchas maneras para adelgazar, la mayoría implica esfuerzos y tiempo. Pero también hay métodos rápidos que no requieren de sacrificios ni cambios de hábito, son las pastillas para adelgazar. Estos fármacos prometen resultados fáciles, pero si bien algunos cumplen, lo hacen a un costo muy elevado para la salud.

A la hora de perder peso, muchas personas se inclinan por el camino más fácil, recurriendo a pastillas para adelgazar y otros productos que prometen milagros, como diuréticos, quita hambre, quema grasas, y otros, que podemos encontrar en farmacias, herboristerías, incluso en Internet.

Actualmente existen tres medicamentos avalados científicamente para el tratamiento de la obesidad, que pueden ser empleados a largo plazo: sibutramina (actúa sobre el sistema nervioso e induce a la saciedad), orlistat (reduce la cantidad de grasa que el sistema digestivo absorbe), y rimonabant (bloquea receptores cerebrales, de manera de reducir el apetito). Son todos medicamentos de venta controlada, o sea que requieren de una receta médica.

Fuera de estos medicamentos, se ofrecen cócteles para adelgazar, que pueden estar compuestos por diuréticos, hormonas, laxantes, anfetaminas y sedantes, los que resultan ineficientes para tratar la obesidad, además de ser perjudiciales para la salud.

Efectos de las pastillas para adelgazar:

La mayoría de las pastillas para adelgazar, sean de la clase que sean, afirman tener efectos diuréticos, moderar el apetito, quemar grasas. Pero sólo los medicamentos aprobados tienen alguna efectividad cierta, el resto no presenta efectividad, a menos que se combinen con ejercicios o dietas. Por otra parte, suelen ser peligrosos.

Las pastillas para adelgazar
Las pastillas para adelgazar

Los distintos tipos de pastillas pueden clasificarse en función del efecto que pretenden.

• diuréticos y laxantes: tienen como base hierbas como el diente de león, té verde, abedul, alcachofa, ciruela, etc. Todas plantas de propiedades diuréticas. Su eficacia es para problemas digestivos, o estreñimiento, o retención de líquidos, pero no para eliminar kilos que sobran, por tanto, el emplearlos incorrectamente puede ocasionar deshidratación, con lo que podemos engañarnos creyendo que es pérdida de peso.

• disminución en la absorción de grasas: intentan disminuirla principalmente a nivel intestinal. El único preparado efectivo de este tipo, es el Xenical, de venta exclusiva bajo receta médica, por sus efectos secundarios peligrosos.

• quita hambre: son productos a base de fibras, que pretenden moderar el apetito, hinchando el estómago. Aunque su peligrosidad es escasa, no están aconsejados para personas con problemas intestinales.

Más peligrosos que los anteriores, son las pastillas que quitan el apetito, no controladas por receta médica, porque suelen contener anfetaminas y otros derivados. Tienen peligrosísimos efectos secundarios.

Los medicamentos controlados tienen como efectos secundarios, la aceleración del ritmo cardíaco, aumento en la presión arterial, fatiga, sequedad bucal, problemas digestivos, disfunciones endocrinas, cáncer de colon, etc.

Lo más conveniente entonces, es recurrir a métodos naturales para adelgazar, adoptando una dieta adecuada y aumentar el gasto de energía con ejercicio.

El uso de los puntos de auriculoterapia con fines terapéuticos se utiliza desde tiempos ancestrales en China. Es un método sumamente utilizado para los casos de personas con obesidad, así como también para varias otras enfermedades.
Calificación:
reservar hoteles
Recomendamos Leer

La cirugía bariátrica es una intervención de alto riesgo, ya que consiste...

El uso de los puntos de auriculoterapia con fines...
Las obesidad es una enfermedad importante, que representa...
0 Comentarios
  • No hay comentarios hasta el momento. Se el primero en comentar!

Dejar comentario
Suscribirse