Lifting facial

Cirugía de lifting facial

El lifting facial es un procedimiento quirúrgico empleado para corregir el aflojamiento de la piel del rostro y cuello, reposicionando los músculos y readaptando la piel por encima de ellos. Esta cirugía deja pequeñas cicatrices imperceptibles.

El lifting facial o ritidectomía facial, mejora y corrige el aflojamiento de la piel de la cara y el cuello, repensando los músculos, y readaptando la piel por encima de los mismos. Es una intervención quirúrgica que repara el cuello y el rostro, que se concreta retirando el exceso de grasa, tensando los principales músculos, y rellenando además la piel del rostro y cuello.

Si bien el nombre lifting, significa levantar, la intervención consiste en reposicionar las estructuras faciales que se descolgaron por efecto del pasaje del tiempo.

En este tipo de cirugía, se actúa mediante incisiones de longitud mínima, con lo que se limitan las cicatrices residuales, en extensión y localización, por lo que no son notadas a primera vista. Para la intervención, se delimitan tres zonas en la cabeza.

Con el paso del tiempo, aparecen pliegues en la piel, alrededor de la boca, nariz y ojos. Surgen depósitos de grasa en la zona del cuello, la mandíbula cae y se afloja.

Descripción del procedimiento de lifting facial:

El lifting facial puede llevarse a cabo empleando dos tipos de anestesia, la local con sedación, y la general.
La anestesia local con sedación se administra para pacientes que no presentan contemplaciones, por ejemplo, pacientes delgados. Cuando la cirugía lleva mucho tiempo, es conveniente emplear la anestesia general.

Como todo procedimiento quirúrgico, el lifting tiene efectos secundarios, los cuales son temporales que desaparecen luego de 15 días aproximadamente. Son: inflamación, sensación de adormecimiento, tirantez temporal, sequedad de la piel, alteraciones en la sensibilidad.

Si bien es un procedimiento seguro, si se realiza en las condiciones adecuadas, pueden ocurrir ocasionalmente, lesiones en los nervios faciales (en general son lesiones transitorias), infecciones, hemorragias, hematomas sub-cutáneos, cicatrizaciones patológicas, reacciones a la medicación, problemas respiratorios.

Cirugía de lifting facial
Cirugía de lifting facial

Ocasionalmente puede ser necesaria la implantación de un tubo de drenaje sub-cutáneo, para drenar pequeñas cantidades de sangre, que pudiera cumularse en la zona. Se retira uno o dos días luego de la intervención. Los vendajes se retiran entre 1-5 días luego de la cirugía.
Los puntos se quitan alrededor del quinto día, si es necesario se pueden dejar un par de días más.

Es posible reintegrarse a la vida cotidiana entre 10-15 días luego de la operación. Entre 4-6 semanas, se recupera el aspecto normal del rostro.

Los resultados pueden durar entre 5-10 años, dependiendo de la edad del paciente y de sus características personales.

La cirugía bariátrica es una intervención de alto riesgo, ya que consiste en la reducción del estómago, empleando varios métodos agresivos: la cirugía malabsortiva, la restrictiva, y la mixta. Esta intervención implica riesgos para la salud del paciente, por lo que está indicada únicamente en casos de obesidad mórbida.
Calificación:
reservar hoteles
Recomendamos Leer

La famosa cirugía de blefaroplastia es una excelente forma de rejuvenecerse...

La cirugía bariátrica es una intervención de alto...
La cirugía de reducción de senos es cada vez más...
Una de las operaciones estéticas más comunes en la...
0 Comentarios
  • No hay comentarios hasta el momento. Se el primero en comentar!

Dejar comentario
Suscribirse