Reducción de senos

Cirugía de reducción de senos

La cirugía de reducción de senos es cada vez más común entre las mujeres, tanto por razones estéticas como para el cuidado de su salud. El exceso de peso y volumen de las mamas ocasionan en las mujeres dolores intensos de espalda y cuello, además de trastornos psicológicos.

El tamaño excesivo de los senos puede generar una serie de inconvenientes en las mujeres, tanto desde el punto de vista de la salud como alteraciones psicológicas.

La operación de reducción de senos es una cirugía que generalmente no tiene mayores inconvenientes, por lo que se recomienda ampliamente realizarla en todos los casos que la mujer no se sienta cómoda con su tamaño natural.

La razón por la cual algunas personas tienen senos “desproporcionados” puede ser por diversos factores tales como sobrepeso, desequilibrio hormonal o simplemente por razones genéticas que aumentan el volumen de las mamas.

Este tipo de intervenciones son siempre realizadas por un cirujano plástico, siendo una operación que en general tiene una duración de 2 o 3 horas y se realiza bajo los efectos de una anestesia general.

Se trata de una operación ambulatoria, por lo que una vez que se realiza, el paciente se puede retirar a su casa y mantener un post-operatorio de reposo pero en su propio hogar siguiendo las instrucciones médicas.

El método consiste en efectuar un corte en el pezón y otro bajo la superficie, para de ese modo quitar el exceso de tejidos, grasas y volumen de glándulas mamarias, con lo que se consigue reducir tanto el peso como el tamaño excesivo.

Una vez que el cirujano quitó todo lo que cree necesario, recompone el seno elevando el pezón y procurando que las cicatrices se noten lo menos posible.

En los casos que los senos son excesivamente grandes puede ser necesario realizar la cirugía en dos etapas, donde la paciente no tiene otra alternativa que someterse a dos operaciones para evitar riesgos en la intervención.

Además de un motivo meramente estético, la reducción de senos favorece a aquellas personas que por el exceso de mamas sufren dolores intensos de cuello y espalda.

La reducción de senos luego de la operación

Luego de la operación los senos no vuelven a crecer por lo que mantendrán el tamaño posterior a la cirugía, salvo en aquellos casos que se produzca un aumento de peso corporal superior a las 20 libras, lo que derivará en exceso de grasa nuevamente en las mamas.

Los síntomas más frecuentes en las horas y días posteriores a la reducción de senos son: - inflamaciones - mareos - alteración de la sensibilidad - dolores tolerables - sensación de presión en el pecho

Cirugía de reducción de senos
Cirugía de reducción de senos

¿Qué sucede con la lactancia materna en un embarazo posterior a la reducción de senos? No existe ninguna contraindicación de quedar embarazada y muchos menos aún de amamantar al bebé luego de este tipo de intervenciones.

La única diferencia que se puede notar es que la madre genere un flujo menor de leche materna, produciendo menos cantidad pero sin que se altere la calidad que recibe el niño.

Se debe amamantar naturalmente, ya que no se produce alteración genética alguna.

La cirugía bariátrica es una intervención de alto riesgo, ya que consiste en la reducción del estómago, empleando varios métodos agresivos: la cirugía malabsortiva, la restrictiva, y la mixta. Esta intervención implica riesgos para la salud del paciente, por lo que está indicada únicamente en casos de obesidad mórbida.
Calificación:
reservar hoteles
Recomendamos Leer

La famosa cirugía de blefaroplastia es una excelente forma de rejuvenecerse...

La cirugía bariátrica es una intervención de alto...
El lifting facial es un procedimiento quirúrgico...
Una de las operaciones estéticas más comunes en la...
0 Comentarios
  • No hay comentarios hasta el momento. Se el primero en comentar!

Dejar comentario
Suscribirse