HIV

HIV

El HIV es el virus de inmunodeficiencia humana, responsable del SIDA, síndrome de inmunodeficiencia adquirida. El HIV es un retrovirus que fue descubierto en Francia en 1983, el virión tiene forma esférica con una envoltura proteica. El virión se acopla a las células que va a infectar, principalmente los linfocitos.

El HIV (virus de inmunodeficiencia humana), es el agente causante del SIDA (síndrome de inmunodeficiencia adquirida). El HIV fue descubierto en Francia en 1983.

El virión(partícula viral, completa e infecciosa) del HIV es esférico y posee una envoltura con cápside proteica. Es un retrovirus, cuya principal característica es que su ARN se convierte provisoriamente en ADN, para multiplicarse y acoplarse a la célula. Los antígenos proteicos de la envoltura exterior del virión, se acoplan con las proteínas de la membrana de las células infectables, principalmente en los linfocitos.

Formas de transmisión del HIV:

Hay tres formas de transmisión del HIV conocidas hasta el momento.
• Sexual: mediante el acto sexual. El contagio se produce a causa del contacto de secreciones infectadas, con la mucosa genital, rectal u oral de la pareja.

• Parenteral: mediante la sangre. El contagio se da a través de jeringuillas contaminadas. Esta forma de contagio se produce cuando se emplean drogas intravenosas. También se han detectado casos ocasionados por servicios sanitarios en malas condiciones higiénicas. Los hemofílicos están expuestos a recibir una transfusión de sangre contaminada. De modo similar, los trabajadores de la salud, están expuestos a esta enfermedad, en caso de un accidente laboral, pero en mucho menor medida. Otra vía de contagio son los tatuajes, piercings, escarificaciones.

• Vertical: es el contagio que se da de madre a hijo. Este contagio puede ocurrir durante las últimas semanas del embarazo, durante el trabajo de parto, o cuando la madre amamanta al bebé. El parto es el momento de mayor exposición. Para reducir los riesgos de contagio del bebé, es posible tratar a la madre con antivirales.

El HIV y el SIDA:

No es lo mismo HIV que SIDA. Una persona puede ser portadora del virus HIV, pero no haber desarrollado la enfermedad del SIDA. La persona portadora del HIV que no muestra síntomas es un portador.

HIV

Se llama enfermo de SIDA a la persona que experimenta algún proceso infeccioso, o tumoral, por causa de una inmunodeficiencia importante.

Desde que la persona se infecta, hasta que desarrolla la enfermedad, hay un período inicial donde comienza a fabricar anticuerpos detectables. Luego viene un período que puede ser asintomático y su duración aproximada es de alrededor de diez años o más. En este lapso se da la destrucción progresiva del sistema inmunológico, que lleva a que el paciente presente un alto riesgo de padecer una infección. Es posible que aparezcan síntomas menores, con manifestaciones clínicas como ganglios en distintos lugares, pérdida de peso mayor del 10%, fiebre y sudores nocturnos, diarrea persistente y abundante, formas graves de herpes. Cuando se desarrolla la enfermedad del SIDA, se presentan infecciones oportunistas, algunos cánceres, y otras afecciones, síndrome de adelgazamiento, trastornos neurológicos, etc.

Los portadores de HIV y los enfermos de SIDA, se conocen como “seropositivos”, porque tienen anticuerpos contra el virus. Por tanto, un resultado positivo, no significa necesariamente que se ha desarrollado la enfermedad, sino que es portadora del virus, y que puede transmitirlo por cualquiera de las vías de contagio.

Calificación:
reservar hoteles
Recomendamos Leer

La píldora del día después es un método anticonceptivo de emergencia, que...

0 Comentarios
  • No hay comentarios hasta el momento. Se el primero en comentar!

Dejar comentario
Suscribirse